miércoles, 20 de febrero de 2013

Como usar la copa menstrual




La copa menstrual es una copa de silicona, que se inserta en la vagina (al final las instrucciones visuales) donde recolecta la sangre menstrual. 

Tiene inmensas cualidades, y son tantas que es difícil de creer que la gente siga prefiriendo tampones y toallas:

- Higiene, al contrario de los tampones no se ha relacionado nunca a la copa al sindrome de Shock toxico. Este producto no causa infecciones. Y al contrario de las toallitas que adquieren su "higiénico" color blanco a través de un muy tóxico y contaminante blanqueamiento con cloro, la copa no tiene sustancias nocivas.

- Es reutilizable, la puedes usar desde la menarca (primera menstruación) a la menopausia. Su coste es alrededor de 25.000 pesos, pero si divides ese costo por unos 35 años...

- Es comoda, al punto que te olvidas de ella.

- Es practica, desde que la uso, no he necesitado levantarme en la mañana urgentemente a lavar sabanas, cosa que si me pasaba con las toallas (si esperas no sale y ese look sangriento no es demasiado chic).

Suena a algo que cranearon para las astronautas, pero no es un invento antiguo, nunca ha sido gran negocio porque se compra una vez, contra las 10.000 toallas que se estima usa una mujer en su vida (piensa en la contaminación de la manufacturación y en el desecho). 

Es más, no necesitas pensarlo, acá te lo mostramos:




En fin, la invento Leona Chalmer en 1937, claro que la actual ha mejorado en sus materiales, pero como podemos ver en los esquemas de la propia Leona (dibujos) para la patente, la idea sigue siendo la misma.

Publicidad de Leona Chalmers





Como podemos ver, hay muchas opciones en la actualidad: 



Ahora su uso, después de un par de veces esto se hace a ojos cerrados y hasta en la ducha, pero gráficamente es esto, como ven no se inserta en profundidad.


Si prefieres un video, clickea esta demostración con una copa de champagne.


0 comentarios:

Publicar un comentario